lunes, 11 de abril de 2011

La Edad Media y su legado en la actualidad.

La Edad Media, en sus aspectos más negativos, está permanentemente presente en el vocabulario de las personas autotituladas cultas o simplemente creídas de su valor intelectual. Es fácil ver referencias a la época medieval cuando se produce una matanza, un hecho que se considera primitivo, o simplemente algún acto de intransigencia. Como si el gusto por la muerte, los atavismos o la intolerancia no fueran consustanciales con la humanidad.
El género humano en general y el individuo en particular siempre han buscado, buscan y buscarán referencias históricas para justificar sus actos de barbarie cotidiana. Es lo más cómodo, lo más simple e incluso a veces lo más reconfortante para el hombre del presente; pero éste no quiere darse cuenta de que sus referencias históricas son meramente temporales, ya que el realizador de todas las barbaries anteriores, cuando las hizo, las hizo desde su perspectiva de hombre contemporáneo, sin sospechar que por obra de y gracias a la comodidad de los historiadores le colocarían siglos después en una época determinada, que en este caso concreto es la Edad Media.
El legado medieval no es únicamente bárbaro, cruel y sangriento, y si así lo fuera, sería exactamente del todo contemporáneo. No nos hace falta más que mirar a nuestro alrededor o leer las noticias diarias sobre el mundo en general y sobre nuestra civilizada y auto-engreída Europa en particular. Es un legado que, sumado al de las épocas anteriores, ha configurado nuestras ciudades, nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestras lenguas y nuestra manera de vivir.

Una serie de vocablos y comportamientos utilizados hoy afloran cotidianamente en nuestro mundo, y no son más que la expresión de conceptos acuñados en la época medieval: desde la caballerosidad, la dama, la recomendación, el juramento, pasando por un sinfín de gestos, actitudes y tradiciones documentales. Pero donde la Edad Media está omnipresente en los viejos continentes es en la arquitectura, en los cascos viejos de sus ciudades, en muchas instituciones y en muchas más mentalidades.
Monasterio de Moreruela, 1133
El gran monasterio cisterciense, el templo románico, la catedral gótica, la iglesia visigoda, la basílica bizantina, la mezquita abbasí, el templo khmer, el palacio nazarí, el edificio gótico de una lonja, de un ayuntamiento, de un hospital, la procesión religiosa o cívica, la gran mayoría de festejos populares: todo ello nos habla de una época lejana en el tiempo pero próxima en el vivir cotidiano.
La gran riqueza artística que la Edad Media elaboró y que en gran parte se ha conservado hasta hoy, forma parte de nuestra estética y de nuestro mundo cultural. A ello hay que añadir la gran elaboración filosófica, científica e institucional, que en muchos casos fue el eslabón que unió la cultura clásica y la época del renacimiento, y sin cuya existencia hubiese sido del todo imposible la fiebre expansionista en todos los campos de la segunda mitad del siglo XV, y que tuvo su preludio en la gran revolución comercial e instituciona de los siglos precedentes.

Averroes, filósofo andalusí (1126-1198)
El enfrentamiento de concepciones religiosas antagónicas fue causa de numerosas guerras, pero también, al ver que no se podían aniquilar, dio origen a centros en donde cohabitaron divesas culturas y religiones en una muestra de respetuosa y forzada convivencia. Así la Toledo de las tres culturas, o la corte de Federico II en Palermo, e infinidad de pequeñas ciudades y cortes en donde la convivencia fue norma obligada, impuesta al menos por la impotencia de eliminar al adversario. Esta porosidad cultural se plasmará en la vida intelectual del occidente medieval, y más concretamente en la creación de la institución universitaria. Actualmente las instituciones académicas no hacen más que reinventar aquel espíritu universitario, verdaderamente universal, en donde el latín era la lengua común para miles de estudiantes y profesores de toda una serie de reinos y pequeños territorios de más de media Europa, y en donde las convalidaciones no eran necesarias. Mientras que las escuelas de traductores o los scriptoria monásticos se convirtieron en los depositarios y transmisores de una cultura que se reestructuró a partir de finales del siglo xn en los Studia Generalia o universidades.
La Edad Media es, desde el punto de vista cronológico, un invento de los historiadores del siglo XVII, pero el milenio que va desde el siglo V al XV es una densa época que se inicia con la crisis y descomposición del Imperio romano y que finalizará con la desaparición de la parte oriental de dicho Imperio, que también de modo totalmente inadecuado denominamos Imperio bizantino.
Mil años densos y apasionantes, no más vacíos y crueles que otras épocas precedentes o posteriores. Mil años en que el hombre de la época salió como pudo de los numerosos problemas que tuvo, más o menos como el hombre de hoy, pero que a pesar de todo nos dejó una serie de obras de arte, de pensamiento e instituciones como la Universidad, el Parlamento, la Banca y un largo etcétera.
Tanto influyó la época medieval, que muchos pueblos, sobre todo los que tuvieron su imperio en dichos tiempos, no dejan de suspirar por un retorno al pasado, pasado que ellos entienden como su momento de mayor esplendor. El integrismo islámico, el fanatismo religioso, los sueños nacionalistas de muchos pueblos son fruto del legado de la Edad Media, que en este caso no se mira con desprecio de época bárbara, sino como espejo que se quiere repristinar, olvidándose que aquel apogeo, como cualquier otro apogeo, incluido el de hoy, fue frágil y condujo a las soluciones que hoy se pretende soslayar o por lo menos olvidar.

Fuente: Historia de la Edad Media, "varios autores". Ariel, 1998

Imagen de portada: Slideshare

5 comentarios:

  1. Tu blog esta buenisimo!! Sigue publicando porfa, saludos desde Lima!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir tu blog. en días como estos,se recupera la fe en el ser humano.
    Muchas gracias: es ameno y muy útil.
    Sin duda te seguiré

    ResponderEliminar
  3. esta cool pero un consejo mete mas tu opion de todo y se mas extrobertido

    ResponderEliminar
  4. me impresiono tu blog ! felicidades.

    ResponderEliminar