martes, 24 de mayo de 2011

¿Cómo se hacían los juramentos en la Antigüedad?

Así se juraba en la Antigua Roma
El gesto de reafirmación viril que realizan algunos hombres cuando se llevan una mano a los genitales es bastante parecido, aunque con distinta intención expresiva, al que se utilizaba en la Antigua Roma para autentificar una declaración en un juicio.
El derecho romano obligaba a los hombres a jurar por sus testículos, es decir, a palpárselos para atestiguar que lo que decían era toda la verdad y nada más que la verdad, tal y como se hace ahora, pero sobre la Biblia. De hecho, la palabra testigo deriva del antiguo testiguar, "atestiguar", procedente del latín testificare, compuesto de tesf/'s, "testigo", y facere, "hacer". A su vez, la palabra latina testiculus, que significa "testigo de virilidad", está compuesta por test/'s "testigo" y el diminutivo culus. De tai modo que los testículos serían etimológicamente una especie de pequeños testigos.

Fuente: revista Muy Historia número 08, "Curiosidades de la Historia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario