viernes, 13 de mayo de 2011

Tal día como hoy... Alemania cruzaba las Ardenas e invadía Francia

El 12 de mayo de 1940, hace 66 años, el XIX Cuerpo Panzer de la Wehrmatch (fuerzas armadas alemanas), cruzaban el impenetrable bosque francés de las Ardenas e invadía Francia, en una brillante táctica militar para envolver al ejército franco-belga. La estrategia era la siguiente: lanzar un ataque señuelo en la frontera belga mientras otra expedición del ejército, al mando de Heinz Guderian, cruzaba el bosque de las Ardenas. El gobierno francés entró en pánico al conocer la existencia de este movimiento, sin embargo, aún en ese momento tenían oportunidad de detener el audaz ataque, ya que el cruce del río Mosa era considerado imposible para los tanques. En la noche del 12 y del 13 de mayo Guderian lanzó un ataque para cruzar el río Mosa cerca de Sedán. La artillería francesa que se suponía detendría a los tanques fue bombardeada por los Stukas alemanes, se lanzaron unos 1.215 bombardeos, hasta aquel momento el mayor bombardeo de la historia. Los cuerpos Panzer alemanes eran muy distintos a los de los aliados, ya que contenían efectivos militares de casi todos los cuerpos del ejército, por ende, soldados de infantería se encontraban disponibles y cruzaron el río en balsas de goma, para destruir la resistencia que había quedado en el otro lado. Mientras tanto, zapadores construyeron un puente de pontones en menos de 10 horas. La Real Fuerza Aérea Británica lanzó un ataque con 70 aviones para destruir el puente alemán, pero los cazas y las baterías anti-aéreas alemanas causaron a los ingleses su peor derrota aérea hasta entonces: sólo 31 aviones regresaron. Hoy en día es considerado que el cruce del río Mosa se logró gracias a la excelente coordinación de las fuerzas aéreas, la infantería y los blindados alemanes.

Vemos en la imagen cual fue la estrategia a seguir por Alemania para la invasión de Holanda, Bélgica y su objetivo estrella: Francia. Lanzó tres frentes, uno que invadió Holanda, otro que invadió Bélgica y otro secreto encaminado a la penetración directa de Francia, por el impenetrable bosque de las Ardenas. Las tropas franco-belgas se enfrentaron a las alemanas en la frontera belga sin conocer el movimiento nazi de más al sur. Cuando éstos alcanzaron Sedan, pudieron atacar a sus enemigos por la retaguardia, en un brillante movimiento de pinza, que eliminó toda la resistencia, dejando libre la invasión tanto de Bélgica como de Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario