jueves, 2 de junio de 2011

El poder de Stalin en cualquier parte del mundo; el asesinato de Trotsky

León Trotsky en su última imagen, hospitalizado tras el ataque.
Tras la subida al poder de Stalin, en una pugna histórica con su archienemigo (que ya comentamos en un artículo anterior), León Trotsky pasó el resto de su vida buscando un lugar seguro desde donde hacer públicas sus críticas al estalinismo. Acompañado de su esposa, Natacha Sedolf, y de su nieto Esteban, vivió en Turquía, Francia, Noruega y finalmente en México, adonde llegó invitado por el presidente Lázaro Cárdenas en 1937. Allí se instaló en una casa de Coyoacán, donde pasó el tiempo escribiendo y recibiendo amigos como los pintores Diego Rivera y Frida Kahlo. 
En 1938, el hijo de Trotsky, Lev Sedoff, fue asesinado en París y su secretario Rudolf Klement apareció flotando en el Sena. Stalin había iniciado el cerco a su viejo rival político y en 1940 urdió el plan para acabar con él. Para ello se valió de Ramón Mercader, un militante del PSUC nacido en Barcelona en 1914 y exiliado en Moscú tras la Guerra Civil española. Enviado a México DF con el nombre de Jacques Monard, Mercader entró en el círculo de Trotsky ganándose la confianza de su secretaria Silvia Ageloff. Aunque la casa en que vivía estaba muy custodiada, el catalán fue recibido el 20 de agosto de 1940 con el pretexto de enseñar a Trotsky un escrito; mientras éste lo leía, Mercader le clavó un piolet (piqueta) en la cabeza. El grito de Trotsky se escuchó como un estruendo en toda la casa, acudiendo rápidamente sus custodios. León Trotsky moriría un día más tarde en un hospital de la Cruz Verde. Cabe señalar que a sus exequias asistieron cerca de trescientas mil personas, en una ciudad que por aquel entonces apenas contaba con unos cuatro millones de habitantes.
Los guardias atraparon al asesino, que permaneció 20 años en la cárcel. Liberado en 1960, se trasladó a Cuba y luego a Praga. En 1968 se instaló en Moscú y fue condecorado por el Estado soviético. Luego volvió a La Habana, donde vivió hasta su muerte en 1978.

Fuente consultada: revista Muy Historia número 07, "Grandes Revoluciones".

1 comentario:

  1. Recomiendo ver el documental "Asaltar los cielos" si quereis saber más sobre Trosky y su asesino

    ResponderEliminar