viernes, 3 de junio de 2011

Tal día como hoy... aparecieron en Cádiz los "duros antiguos"

El 03 de junio de 1904, hace 107 años, cuando unos trabajadores se ocupaban de enterrar las cabezas y desperdicios de los atunes capturados, habiendo ahondado medio metro en la arena, encontraron varios duros. El resto de los trabajadores junto a un grupo de vecinos del barrio que se enteraron de que estaban apareciendo duros muy antiguos, comenzaron a abrir frenéticamente zanjas hacia la orilla en busca de más monedas. Durante toda aquella jornada fueron encontraron lo que llamaron duros, y resultaron ser monedas de curso legal de la época del rey Borbón Fernando VI. Corrió el rumor de que una de las buscadoras hizo acopio de 500 duros. Pero la cantidad exacta de monedas aparecidas no se supo, ya que los vecinos, temerosos de que se las quitara el fisco, las escondieron. Pero por las estimaciones se cifra que en las arenas de la playa añoraron un total de 1500 duros, los mismos que comenzaron a venderse en la misma playa al precio de tres pesetas. Corrió la voz por la ciudad y al amanecer del día siguiente la playa estaba repleta de personas que, provistas de palas y cribas, escarbaban las arenas con entusiasmo. Los dueños de la almadraba intentaron prohibir la búsqueda requiriendo a la guardia municipal del barrio de San José y a una pareja de la Guardia Civil. Pero los agentes no pudieron contener a los buscadores de tesoros, que llegaron a interrumpir los trabajos de la almadraba. Ante la noticia de que el filón no se había agotado, creció la animación y a las dos de la madrugada del día 4 ya había una multitud de hombres, mujeres y niños haciendo zanjas en la playa con toda clase de herramientas. Bajó el número de monedas hasta el día 6.
Se especula que las monedas proceden de antiguos naufragios de los navios "Defiance" de Francia hundido en 1805 o el botín del buque pirata "Defensor de Pedro".
El hallazgo de estas monedas, reales de a 8 del siglo XVIII, quedó inmortalizado en un tanguillo de carnaval Gaditano, compuesto por Antonio Rodríguez Martínez (el tío de la tiza) al año siguiente del hallazgo. No hay gaditano (ni de la ciudad ni de la provincia) que no lo haya escuchado alguna vez.

 La imagen de los buscadores en la playa, en la zona de la almadraba situada al final del barrio de San José

No hay comentarios:

Publicar un comentario