jueves, 29 de diciembre de 2011

El sexo en la URSS: las 12 leyes sexuales del proletariado revolucionario

El matrimonio soviético modélico era un instrumento
 más del aparato del Estado, donde las relaciones
sexuales no tenían cabida más allá que para 
engendrar una familia.
Esta es la paradoja del comunismo: un sistema que se basa en la liberación por parte del obrero de los grilletes que la sociedad capitalista le impone, pero que acaba siendo finalmente otro sistema igualmente esclavizador. Leyendo la fantástica obra de Vasile Ernu, "Nacido en la URSS" sorprende cómo la sociedad soviética se cimentaba en un absoluto control por parte del Estado hasta en lo más recóndito de la intimidad humana. 
El sexo no estaba bien visto en la URSS, y su práctica, si bien no era controlada, si era condenada por el aparato propagandístico del Estado. Basta con exponer las "12 leyes sexuales del proletariado revolucionario", publicadas en el folleto La Revolución y la Juventud, editado en 1924, que resume a la perfección la relación entre el Estado soviético y el sexo:
1. El proletariado no debe desarrollar la actividad sexual a una edad demasiado temprana.
2. Se impone la fecha sexual hasta la fecha del matrimonio, que debe celebrarse sólo en la edad de la madurez social y biológica (20-25 años).
3. La relación sexual es nada más que el gesto final de una simpatía profunda y multilateral, así como del apego al objeto del amor sexual.
4. El acto sexual es el último eslabón de una cadena insondable y compleja de los sentimientos que unen a los dos novios en aquel momento.
5. El acto sexual no debe repetirse a menudo.
6. Se recomienda la constancia del objeto sexual; la diversidad sexual que sea la mínima posible.
7. Es imprescindible que el amor sea monógamo y monoándrico.
8. Durante el acto sexual debemos recordar que cabe la posibilidad de tener un hijo; en general, se recomienda tener descendientes.
9. La elección de la persona de sexo opuesto se hace en función de la clase revolucionaria y de la oportunidad proletaria.
10. No debe de haber celos.
11. Se prohíben las relaciones sexuales desviadas y perversas.
12. Por el bien de la revolución, la clase social tiene derecho de intervenir en la vida sexual de sus miembros; la vida sexual se subordina a la clase social.
"Los gitanos se van al cielo", protagonizada
 por Svetlana Toma, mostró por primera 
vez unos pechos al escandalizado espectador soviético.
Es lapidaria la última ley, que viene a afirmar lo que decíamos: el Estado soviético podía intervenir en todos los ámbitos del individuo, incluso el sexual, y su libertad se encontraba absolutamente denostada ante el poder del Estado. 
El comunismo era, más que una práctica política, una nueva religión que imponía tanto sus prácticas como sus dogmas. Esta obsesión por el sexo no era algo, lógicamente, reservado al ámbito privado. En medios públicos era impensable la exhibición de contenido erótico y sexual, y cuando la bella Svetlana Toma mostró los pechos en "Los gitanos se van al cielo", del año 1975, (cuenta Vasile Ernu en su libro), la sociedad soviética lo tomó como un auténtico acto de pornografía. Incluso a finales de los años 80, a pocos años vista de descomponerse el magnánimo sistema comunista, la sociedad soviética se escandalizó cuando, por primera vez, se escenificaba un acto sexual en el cine, en la película "Pequeña Vera".
El comunismo, cuna de algunos de los grandes pensadores del siglo XIX y XX y seguido por intelectuales y (en su mayoría) utópicos que veían en este pensamiento aquel que podía hacer de este mundo algo mejor, caía en la paradoja de que allí donde se estaba llevando a cabo, una Rusia totalitaria (muy lejos de aquello que un día idearon Marx y Engels) era donde, posiblemente, mayores libertades se coartaban al común de una población absolutamente sumisa para con el Estado.

Fuente: "Nacido en la URSS", Vasile Ernu, Akal, 2010
Imagen: Guía de Moscú

11 comentarios:

  1. Estas normas son para reir sino fueran para llorar... me sigue pareciendo alucinante que se legisle sobre lo que dos personas conscientes de sus actos hacen en la cama... claro que la Iglesia sigue anclada en lo mismo, y en los EE.UU hay estados y condados con unas leyes sexuales tanto o más ridículas como las que nos traes en tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón José Luis, si al final tanto unos como otros han intentado siempre inmiscuirse en los asuntos de cama de la gente.
    Con lo bonito que es el sexo, siempre han intentado ponerle barreras en la historia.

    ResponderEliminar
  3. Incluso hoy en día determinados actos siguen estando mal vistos según la sociedad que los mire, y ya no sólo dentro de la cama, en Marruecos me llamaron la atención por darle un abrazo a novio en la calle,es diferente, lo sé, pero es que poner reglas al amor es tan absurdos como esperar que se lleven a cabo!!

    ResponderEliminar
  4. Todas las sociedades han intentado poner trabas al sexo en mayor o menor medida. También la Franquista aquí en España. Y en Marruecos, ni te digo. Buen apunte Gabriela!

    ResponderEliminar
  5. ¿Què hi tinc jo a veure, digueu-me homes,
    amb les espases i les batalles?
    L'única estrella que prenc per guia
    és la del gaudi i de la música.
    Feliç any 2012!!

    ResponderEliminar
  6. Interesante tu comentario, Carmen. Poesía árabe de Abu-Nuwas para terminar el año. El catalán le da ese toque tan poético de vuestra lengua. Feliç any a tí también.

    ResponderEliminar
  7. robaste un pedazo de mi texto (a juzgar por lo que también pillaste una de las imagenes) y lo hiziste sin indicar la fuente!.. Esta bien. Que inteligencia! Pero les doy el texto original a los demas lectores, a los cuales hay que respetarlos, creo.

    http://guiademoscu.blogspot.com/2011/07/el-sexo-en-la-urss-periodo-heroico.html

    ResponderEliminar
  8. Al señor ruso, por alusiones:

    Primero, sobre la información. Mira más abajo de la entrada, al final, quizá la bilis que sueltas no te deja llegar hasta ahí. Pone "fuente", lo que significa que la información de este artículo ha sido sacada de ahí. Posiblemente tú también hayas sacado la información de este libro y no lo hayas mencionado (por acusar, todos podemos acusar), y por si no me crees, me he tomado la molestia de hacer unas capturas, mira:
    - http://i43.tinypic.com/9h2txi.jpg
    - http://i39.tinypic.com/2uho0n4.jpg
    - http://i43.tinypic.com/sgooc0.jpg

    Segundo, la imagen. Esta imagen es resultado de una búsqueda en Google, "matrimonio en la URSS", y acabo de volver a hacerla y he comprobado que proviene de tu blog. Es cierto, y es ético entre bloggeros citar la fuente de la que proviene imagen e información, y leyendo tu entrada, ¿en qué lugar citas tú la fuente?, ¿cómo garantizas que no has copiado la información de otro lugar? Te vuelvo a repetir que yo sí pongo la fuente, que es lo realmente importante, lo que tú no haces. La imagen símplemente es un acompañamiento al texto, que es lo realmente importante, y me voy a molestar otra vez en editar la entrada y poner la fuente. Pero me gustaría ver cómo tú haces lo mismo y citas la procedencia de tu información, porque si tú la has copiado de otro sitio sin decir de dónde, ¿a qué vienes aquí a decir nada?

    Bueno, te recomiendo la lectura del "Nacido en la URSS, de Vasile Ernu, te resultará interesante y tendrás mucha información cotidiana sobre la URSS.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. tienes razon, la bilis no me dejó terminar este fragmento de un estudio tan "novedoso" de un tal Vasile Ernu, es que me pareció demasiado banal y cursi esta interpretación en el estilo de la leyenda negra, además vivo los estudios de este tipo toda mi vida, ya que me lavan el cerebro con tales porquerias poco cientificas desde la primaria. Respecto a mis fuentes, el fuente original esta citado - puedes ir al archivo y leer el folleto "La Revolución y la Juventud". Doy la fuente original. Y tu que crees? que tengo que citar a los ernus?

    ResponderEliminar
  10. El simple hecho de hablar de sexo en los años 20 es progresista y casi todos los puntos tienen bastante lógica para la época e incluso para nuestros días. En españa en los años 70 la tv le enseñaba a las masas hasta a lavarse las manos despues de mear.

    ResponderEliminar
  11. No me sorprenden nada las leyes. Lenin decía que la incontinencia sexual era un vicio burgués. Lenin podría ser un criminal, pero de tonto no tenía nada, sabía perfectamente que la “liberación sexual" era una estrategia capitalista para el fácil dominio de las masas. Porque la mejor manera de impedir la revolución contra la injusticia no es la represión, insostenible a largo plazo, sino la domesticación en un código de conducta conveniente. Por eso, la URSS no quiso contagiar a sus compatriotas con antivalores burgueses.

    ResponderEliminar