miércoles, 25 de enero de 2012

Historia y poder: el caso de la victoria en la II Guerra Mundial

Una de las primeras lecciones que uno debe de aprender cuando se interesa por el estudio de la Historia, es concienciarse de que la historia la escriben los vencedores, nunca los vencidos. Un ejemplo perfectamente válido es el del artículo anterior a propósito de la educación franquista
Ahora traemos otro más.

La liberación de París, agosto de 1944
En agosto de 1944, un instituto estadístico realizó una encuesta en la que se preguntaba a los parisinos, cuya ciudad acababa de ser liberada en la Segunda Guerra Mundial, qué país había contribuido en mayor medida a la victoria. Resultado: la Unión Soviética, 61%; Estados Unidos: 29%
Sesenta años más tarde, con muchas películas y mucha propaganda de por medio, el mismo instituto planteó la misma pregunta a los franceses. Esta vez la respuesta fue: Estados Unidos, 58%, la Unión Soviética, 20%. 
Pearl Harbor o el desembarco de Normandía están en la cultura popular Occidental. Prácticamente a nadie se le escapan sus detalles y, aunque no tengas ninguna formación histórica o ni siquiera inquietudes históricas, sabrás de qué hablo cuando hablo del ataque a Pearl Harbor. Hollywood, en ese aspecto, nos ha inculcado que fueron los Estados Unidos quienes ganaron realmente la guerra. Y lo ha hecho muy bien. Hoy la gente no sabe que la batalla de Kursk (julio-agosto 1943), en la Unión Soviética, donde participaron 4 millones de hombres, fue aquella que que representó el verdadero cambio de rumbo de la guerra, y donde los soviéticos mataron o hirieron a medio millón de soldados alemanes a costa de pérdidas todavía mayores.

Soldado soviético ondea la bandera de la URSS en Berlín
La URSS desplegó y sacrificó en la Segunda Guerra Mundial a tal recursos humanos como no ha habido ni habrá, seguramente, en la historia de las guerras de la Humanidad. Fue, además, quien entró en Berlín y colocó su bandera primero en el corazón de Reich; ¿por qué no se considera a la URSS como el primer Estado victorioso de la guerra? 
Sencillamente, porque Historia y poder e Historia y memoria siempre van de la mano, y la victoria sobre la hegemonía cultural mundial fue para Estados Unidos, sin que nos diésemos cuenta siquiera.

Fuente: Atlas Histórico, Historia crítica del siglo XX, Monde Diplomatique

4 comentarios:

  1. Así es, de la misma manera que prácticamente ningún frances sabe que la brigada que entró en Paris estaba compuesta por republicanos españoles, y lo mismo de los españoles que ignoran que esos republicanos formaron la guardia de honor de De Gaulle y su bandera desfiló por los campos Elíseos.

    Sobre las bajas en combate de la URSS también hay que tener en cuenta la forma de luchar que tenían los rusos, con ofensivas masivas a lo largo de toda la línea del frente, con unas tropas que no tenían más opción que ir hacia adelante ya que cualquier retirada suponía la muerte ante el pelotón.

    ResponderEliminar
  2. Sorprende que los parisinos del verano del 44 no consideraran a los EEUU como la fuerza decisiva, cuando el frente occidental estaba siendo ganado por los EEUU y los ingleses y los soviéticos aún no habían entrado en Berlín (sobre la que hubo negociaciones sobre quién debía tomarla) y ni siquiera en territorio alemán, si no me falla la memoria, en el frente oriental.
    Desde luego, sí, es cierto que la historia, sobre todo la reciente, la escriben los vencedores.
    LLego a su blog desde el enlace que he puesto en el mío, en justa reciprocidad y además por méritos propios de su blog. No ma había dado cuenta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Sí que es curiosa la anécdota, pero también es difícil meternos en la percepción de un francés en 1944; ya que nuestra óptica siempre va a estar influenciada por la cultura occidental y la visión imperante durante años, la anti-soviética.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar