viernes, 20 de enero de 2012

La historia del arte erótico

La prostitución es la profesión más antigua del mundo. Eso lo sabemos todos y alguna vez lo oímos. Pero pocas veces hemos tenido constancia física y cierta del ejercicio de la prostitución en el mundo antiguo. Actualmente acaba de hallarse en Putney, Londres, una moneda con tallados eróticos que se utilizaba como medio de pago en las casas de citas inglesas de época romana.

Las pequeñas monedas de bronce, exhibidas ahora en el Museo de Londres, servían para los clientes del burdel como moneda de cambio para los servicios sexuales ofrecidos en el local. En estas monedas podían verse representaciones eróticas que posiblemente significaron el comienzo a la pornografía actual.

En la imagen de la derecha puede apreciarse como dos personas yacen en una cama mientras consuman el acto. Dicha moneda ha sido descubierta recientemente junto al río Támesis, y fue  especialmente diseñada para contratar los servicios de las casas de citas.

Este descubrimiento no es solo es una corroboración de la vida romana en Reino Unido, sino que quizás supuso una nueva visión y el inicio para lo que hoy es la pornografía moderna.

Estas piezas con representaciones eróticas ya fueron muy populares en Italia durante la época Romana, sin embargo, los historiadores ingleses del siglo XVI confundieron el significado real de estas y las consideraron como obras de artes, en vez de simples monedas que servían para pagar a las prostitutas.

5 comentarios:

  1. El sexo vende, ahora y en Roma puede parecernos bochornoso pero es una realidad innegable.

    Sobre lo del oficio más antiguo del mundo disiento, para mi el oficio más antiguo del mundo es el de cura, sacerdote, mago, chamán, brujo, ... ponle el nombre que prefieras, distintas denominaciones para una misma ocupación.

    ResponderEliminar
  2. Estoy seguro que a la par que nacieron los curas, chamanes y brujos ya había mujeres que se prostituían... si no por dinero, por comida o un techo, jaja.
    Por cierto José Luis, saluda a mi nuevo colaborador, autor de este artículo y de muchos en el futuro, espero; un buen amigo mío, José Moncada =)

    ResponderEliminar
  3. pues sea bienvenido tu colaborador... y mi enhorabuena por la entrada...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias José Luis. Me parece excelente tu blog sobre historia :) Un saludo

    ResponderEliminar