lunes, 30 de enero de 2012

Lugares con Historia: La Isla Maldita

Isla de Poveglia al Sur de Venecia
El inicio de la historia de la Isla Maldita se remonta al siglo XV cuando la epidemia de la peste negra arrasó la ciudad de Venecia. Esta enfermedad producida por la escasez de higiene estuvo potenciada por la humedad y la concentración de cadáveres en el lugar, ya que eran muchos los que yacían en las calles venecianas debido a la falta de espacio para enterrarlos.

Existía tal número de personas infectadas en la ciudad que no hubo más solución que “exportar” a los fallecidos y los moribundos a otros lugares alejados. Uno de los destinos para los muertos y los enfermos venecianos fue la Isla de Poveglia.

Las fosas donde eran apilados los cadáveres y moribundos
En principio, solo se trasladaron los cadáveres a dicho lugar, pero la epidemia llegó a un nivel tal de gravedad que tuvieron que enviar a toda aquella persona que presentará algún signo de infección. De este modo, la Isla de Poveglia se convirtió en un lugar de muerte para los que allí llegaban. 

Con el tiempo se constituyó un pequeño estado en la Isla Maldita. Los muertos y los moribundos eran arrojados a fosas comunes donde se les incineraba, aunque estuviesen vivos. Aquellos que lograban escapar del fuego, vagaban hasta que eran cazados por los guardias venecianos. El islote se convirtió en un masivo cementerio al sur de Venecia. 

Tras el final de la enfermedad, nadie volvió a la Isla Maldita hasta el año 1922 cuando se decidió construir en ella un psiquiátrico. Tanto las historias sobre fantasmas de los pacientes, como la fama del director del centro psiquiátrico aumentaron la visión negativa hacia el lugar.

Dicho director era a su vez el doctor del centro y  practicaba con sus pacientes técnicas y tratamientos poco convencionales (lobotomías y trepanaciones). Muchos de los enfermos perecieron a causa de estas prácticas realizadas que incluso en ocasiones se convirtieron en verdaderas torturas inhumanas para estos. La actividad del manicomio de la Isla de Poveglia cesó cuando el director del centro se suicidó a causa de los tormentos que él decía le causaron los fantasmas del lugar.

Más adelante, la Isla Maldita fue comprada por una familia que únicamente pasó una noche en ella ya que tras un misterioso suceso la hija de esta perdió parte del rostro. Posteriormente solo la visitaron para recoger el cultivo que en ella plantaban.

4 comentarios:

  1. Que buena historia la de esta isla, casi fantasmal

    ResponderEliminar
  2. Uno de tantos casos donde la realidad supera a la ficción

    ResponderEliminar
  3. no me gustaría pasar una noche allí.. un lugar así da pavor incluso a los incrédulos como yo...

    ResponderEliminar