Reflexiones y curiosidades sobre Historia

jueves, 1 de marzo de 2012

¿Qué Estado tiene el sistema de gobierno más antiguo?

En el siglo XX, la amplia mayoría de todos los estados del mundo sufrieron cambios: repúblicas derrocadas por golpes de Estado, monarquías que se pierden tras las guerras, Estados nuevos que surgen de la descolonización o de las revoluciones populares, etc. Tan grande fueron estos cambios, que sólo un puñado de Estados permanecen en la actualidad inalterables desde el siglo XIX. El Estado español actual, por ejemplo, aunque hunde sus raíces muchos siglos atrás, se estableció en el año 1978 con la proclamación de la Constitución española. La forma de Estado española, una monarquía parlamentaria, tiene algo más de treinta años. El francés, por ejemplo, sólo se estableció tras la Segunda Guerra Mundial, al igual que muchos de los estados europeos. Para unos, la Segunda Guerra Mundial fue un paréntesis (casos de Bélgica o los Países Bajos, que veremos a continuación, en los cuales se mantuvieron la misma forma de Estado de antes de la guerra), por lo que sí podemos hablar de Estados perdurables; pero en otros, en cambio, significó un cambio total (Alemania, Italia, Austria, Francia, etc.). Asimismo, la totalidad de los Estados actuales de Europa del Este nacieron a partir del desmoronamiento de la URSS, por lo que su vigencia es de apenas 20 años.
En África, la mayoría de los Estados nacieron a mediados del siglo XX con el proceso de descolonización, al igual que en Asia. En este continente, el Estado actual de China, un país milenario, nació en 1949 en su forma de República Popular. En América, la cuestión es más complicada. Todos los países americanos nacieron durante el siglo XIX (Salvo Estados Unidos y Haití, que lo hicieron en el XVIII), pero no podemos hablar que los Estados actuales de Argentina, Colombia, Brasil o México, por ejemplo, se mantienen inalterables desde su Independencia. Durante el siglo XX, si bien no les afectó el proceso de descolonización, todos los Estados latinoamericanos sufrieron procesos de rebelión y dictadura militar. Sólo a partir de los años 80 del siglo pasado comenzaron a tener la forma de Estados que tienen hoy en día.
Dicho esto, ¿qué países mantienen inalterables sus instituciones, y su forma de Estado más allá de los siglos?, ¿qué país no ha sufrido durante el siglo XX un proceso que haya cambiado su forma política? 

Japón, 123 años

El Emperador Meiji condujo a Japón a la modernidad
La lista de emperadores japoneses se pierde en el tiempo y en la Historia, y el primero data, según la leyenda, del 660 a.C. Pero el Estado japonés que perdura hoy en día es producto de la reforma que el Emperador número 122, el Emperador Meiji (que reinó entre 1867 y 1912), introdujo en el país junto con la proclamación de su reinado. Su reinado fue el que introdujo en Japón la modernidad y el que convirtió a un país prácticamente feudal en la gran potencia emergente mundial. En el año 1889 se instauró la forma definitiva de gobierno, una monarquía constitucional, con la proclamación de la Constitución del Imperio de Japón. Esta monarquía constitucional perdura hoy, si bien con altibajos (la II Guerra Mundial, aunque no se alteró la sucesión real) bajo el emperador número 125, Akihito.

Dinamarca, 163 años


El Reino de Dinamarca, que también tenía una tradición de milenios, se estableció como la monarquía parlamentaria que es hoy el día 5 de junio de 1849, tras las revoluciones europeas liberales que asolaron gran parte del continente en el año 1848. Sin la labor de los liberales, grupo que alcanzó un gran poder en el país a partir de 1830, Dinamarca no habría dado el paso hacia el parlamentarismo. Durante la Segunda Guerra Mundial fue invadida y ocupada por Alemania, pero tras la caída del país invasor Dinamarca recuperó plenamente su forma política.


Suiza, 164 años

Ocupados por Napoleón Bonaparte, los cantones suizos declararon su independencia de Francia en el año 1814, siendo la última libre Ginebra, en este año, con apoyo de los austriacos. Estos cantones se unieron en una confederación suiza que se proclamó Estado Federal en el año 1848, que estaría regido bajo la constitución federal suiza. Durante las dos guerras mundiales se mantuvo neutral y ello explica probablemente por qué un país centro-europeo mantiene su forma política durante tanto tiempo. 

Bélgica, 182 años

En octubre de 1830, un gobierno provisional belga proclamó la independencia de Bélgica del Reino Unido de los Países Bajos. En 1831 se estableció la monarquía constitucional como forma de gobierno, y el primer rey fue Leopoldo de Sajonia (tío de la reina Victoria de Gran Bretaña), que reinó con el nombre de Leopoldo I. La forma de monarquía constitucional perdura hasta hoy en día (salvo el paréntesis de la ocupación Nazi, tras la cual se restableció por completo la monarquía belga)  bajo el reinado de Alberto II.

Países Bajos, 197 años

Reunión del Congreso de Viena (1815) que reorganizó
la Europa tras Napoleón
El reino de los Países Bajos fueron creados en 1815 en el Congreso de Viena, aquel que decidió las fronteras europeas tras la caída definitiva de Napoleón Bonaparte. Por aquel entonces formaban parte de este territorio, además, Bélgica y Luxemburgo. El primer rey de esta monarquía fue Guillermo I, de la casa de Orange-Nassau, que sigue gobernando hoy en día en la figura de la reina Beatriz I. En 1830 Bélgica declaró su independencia de los Países Bajos y en 1867 lo hizo Luxemburgo. Tras la II Guerra Mundial, al igual que su vecina Bélgica, recuperó la totalidad de sus instituciones, por lo que podemos hablar de estados perdurables.

Mónaco, 198 años

La lista de soberanos de Mónaco también es larga y se extiende durante siglos; pero el Estado actual monegasco, en la forma de monarquía constitucional, y bajo el título de Principado, dio comienzo en el año 1814 cuando Mónaco recuperó su independencia tras la ocupación napoleónica. Entonces se instauró, bajo el reinado de Honorato IV, el régimen que hoy perdura.

Estados Unidos, 236 años

El caso de los Estados Unidos de América es probablemente el caso más especial de todos, ya que no se da el caso en la actualidad de un Estado que, desde su fundación, se mantiene inalterable. Así son los Estados Unidos, que desde la Declaración de Independencia el 4 de julio de 1776, aún mantienen su forma de Estado primigenia, la República Federal, y la lista de Presidentes se presenta inalterable desde entonces hasta la actualidad; al igual que sus instituciones y su Constitución, promulgada en septiembre de 1787.

Inglaterra, 324 años

El parlamento inglés puede considerarse como la Institución
política viva más antigua de la Tierra
Así como en otros casos anteriores, la monarquía inglesa se instauró hace muchísimos siglos, pero no fue hasta el año 1688 cuando adoptó su forma definitiva. Este cambio llegó con la Revolución Gloriosa de 1688, que supuso la instauración de la Monarquía parlamentaria en Inglaterra, institución que perdura, casi sin cambio alguno, hasta hoy. La revolución de 1688 derrocó al rey Jacobo II, que aspiraba al poder absoluto que tenían otros reyes europeos y bajo cuyo reinado se estaba produciendo un gran conflicto entre católicos y protestantes; y dio el poder al golpista Guillermo de Orange, que reinó bajo el nombre de Guillermo III; el primer rey cuyos poderes se sujetaron por un parlamento que pasó a tener el máximo poder en Inglaterra.

5 comentarios:

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Interesante artícúlo, sobre todo por la diferencia que haces, y explicas, entre estado y nación... concepto que muchos no teníamos demasiado claro...

Saludos y enhorabuena...

Mars Ultor dijo...

Es una distinción que yo tampoco tenía clara a la hora de redactar el artículo; y me ha sorprendido muchísimo. Prácticamente, el 99 de los Estados del mundo cambiaron de forma durante el siglo XX.

Anónimo dijo...

Sois tontos con ganas.aqui lo si a existido es el imperio español.y q me expliquen a mi si a existido el estado catalan o reino catalan......jilipollas enfermos menudo lavado de cerebro teneis mas de uno

Anónimo dijo...

Que le pasó al vaticano?

Anónimo dijo...

El Vaticano 1929