sábado, 26 de mayo de 2012

Como una cápsula del tiempo, un caza británico de la II Guerra Mundial hallado en el desierto

Como una momia encontrada casi por casualidad, un trabajador de una empresa petrolera polaca que exploraba una remota región del desierto occidental de Egipto, realizó un magnífico descubrimiento para los amantes y aficionados a la aviación: un caza de la RAF británica que luchó en la II Guerra Mundial casi intacto. La historia que se esconde detrás de este caza es espectacular.

Caza encontrado en el desierto


Caza encontrado en el desierto

Un aterrizaje de emergencia 

El Piloto Dennis Copping, que tenía en sus manos un caza KittyHawk P-40 sobrevolaba el desierto del Sahara cuando, seguramente por impacto de algún proyectil, tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia. Era junio de 1942, y el avión acabó estrellado, y Dennis Copping se encontraba a 200 kilómetros de la ciudad más cercana.

Caza encontrado en el desierto
El piloto sobrevivió al accidente, pues se han encontrado restos de un campamento improvisado que Dennis Copping debió de hacer junto al fuselaje del aparato, utilizando el paracaídas como protección.
Caza encontrado en el desierto
Junto con el avión siniestrado, encontramos los restos intactos del paracaídas, que el piloto utilizaría como protección
También hay evidencias que sacó la radio y la batería del avión para intentar hacerlas funcionar, como vemos en las dos siguientes fotografías:

Caza encontrado en el desierto
Caza encontrado en el desierto

Pero Dennis Copping fue uno más de las miles de bajas aliadas en la II Guerra Mundial, pues su cuerpo nunca apareció. Probablemente abandonó el improvisado campamento e intentó llegar a la civilización caminando por el desierto, y murió tragado por el Sahara. 70 años después de la muerte de este soldado, y gracias al hallazgo fortuito del caza, el ejercito inglés ha comunicado que efectuará una búsqueda en 20 millas a la redonda para encontrar el cadáver y darle la sepultura que merece.

El Sahara como conservante natural

Lo más impresionante no es el propio hallazgo en sí, sino la increíble forma en que se ha conservado. La mayoría de los instrumentos de la cabina del avión están intactos y todavía tiene las armas y municiones. En otro lugar del mundo el avión y sus componentes se habrían corrompido y desecho hace muchos años, pero el calor, el clima seco y árido han hecho que el avión se conserve en perfectas condiciones más allá de los daños del impacto.

Caza encontrado en el desierto
Caza encontrado en el desierto
Caza encontrado en el desierto

El hallazgo ha sido considerado por los historiadores como una capsula del tiempo y "el equivalente a la aviación del descubrimiento de la tumba de Tutankamon".
Caza encontrado en el desierto
El mismo modelo del caza británico KittyHawk P-40 en pleno vuelo
Fuente | DailyMail

No hay comentarios:

Publicar un comentario