martes, 2 de octubre de 2012

¿Ha terminado realmente la II Guerra Mundial?

No, al menos jurídicamente. ¿Qué marca el final de una guerra? No el cese de las hostilidades sino la paz entre los contendientes. La historia nos ha enseñado que la II Guerra Mundial terminó el 14 de agosto de 1945, cuando Japón se rendía ante los Estados Unidos tras el lanzamiento de las dos bombas atómicas días atrás, el 6 y el 8 de ese mes.

Con este acto, el conflicto mundial terminaba en Asia, pero, ¿significaba esta rendición el final total de la guerra? No.

El emperador Hirohito firma la rendición de Japón; pero,
¿significaba ello el final de la II Guerra Mundial?

La URSS declara la guerra a Japón 


En 1941, la URSS y Japón firmaban un pacto de no-agresión casi en las mismas condiciones en que el país soviético lo firmaba con la Alemania Nazi. Las vicisitudes de la guerra hicieron que ninguno de los dos países tuvieran que romper este pacto, al contrario de lo que ocurrió en Europa.
Pero en abril de 1945, y debido a la presión de Estados Unidos en la Conferencia de Yalta, la URSS rompía el pacto de no-agresión y declaraba la guerra a Japón, concentrando tropas en la frontera con Manchuria (ocupada por Japón como estado títere llamado Manchukuo), y ocupando las islas Kuriles, cedidas a Japón en 1875.
Pero la guerra nunca precisó una acción armada soviética. La presión estadounidense en Yalta se debía a que aún la bomba atómica no se encontraba del todo operativa, y Estados Unidos necesitaba de la URSS para que la guerra no se alargase más allá del verano.

El no-final de la guerra


Pero el 6 y el 8 de agosto, Estados Unidos daba el golpe definitivo a la Japón y a la II Guerra Mundial, obligando a Japón a la rendición, ocurrida, como decimos, el 14 de agosto de 1945.
Pero, ¿firmaba Japón la paz con la URSS?

Bomba Nagasaki
La nube de hongo creada por la bomba Fat Man
como resultado de la explosión nuclear sobre Nagasaki.

No. El final de la II Guerra Mundial a nivel jurídico, a pesar de que ya no hubo hubo más hostilidades, no llegó nunca porque Japón y la Unión Soviética nunca firmaron la paz entre ellos, y aún hoy, Rusia (la heredera de la URSS) sigue en estado de guerra con Japón, y las islas Kuriles, que ocupó la URSS cuando declaró la guerra al país nipón, aún sigue estando ocupada por Rusia, siendo una provincia más (Sajalín).

El conflicto de los "Territorios del Norte"


En el tratado de paz de San Francisco de 1945, que no firmó la URSS, Japón rechazaba cualquier tipo de territorio ultramarino. Pero, como precisamente la Unión Soviética no firmó este tratado, Japón reclamó en 1951 una parte de las islas Kuriles, que llamó "Territorios del Norte", y que aún hoy sigue siendo la principal cuestión por la que ambos países, Rusia y Japón, no firman la paz. Por lo que, aunque parezca mentira, la II Guerra Mundial aún no ha terminado.

En recuadro, los Territorios del Norte, en disputa con el país nipón.

A día de hoy, Japón y Rusia siguen en un estado de guerra que comenzó en abril de 1945, cuando la II Guerra Mundial se aproximaba a su fin.


Fuentes:
"La Tormenta de la Guerra. Nueva historia de la Segunda Guerra Mundial", Andrew Roberts. Siglo XXI Editores, 2012

1 comentario: