martes, 12 de marzo de 2013

Cuando el reino de Navarra conquistó Albania

Un hecho poco conocido de la Historia Medieval de España ocurrido en el siglo XIV, fue la conquista que intentaron los navarros en Albania. No llegaron a tener un control total sobre el territorio albanés, pero si llegaron con una gran expedición, organizada por el rey Carlos II de Evreux, conocido como “el malo” y conquistaron el castillo de Durazzo. 

¿Pero qué se les había perdido a los navarros en un territorio tan alejado del suyo? Albania pertenecía a Luis de Evreux, por su matrimonio con Juana de Anjou, que era hija del rey de Sicilia y le pertenecía este territorio en Albania, quienes se habían rebelado. Por ello, Luis de Evreux pidió ayuda a su hermano, quién era el rey de Navarra: Carlos II.

Los navarros venían de una derrota muy dolorosa contra los franceses de Carlos V, por lo que la aventura a un territorio desconocido no les parecía muy favorable. Pero Carlos II prometió una recompensa muy buena para aquellos que se alistasen. Así el 1376, 800 hombres se embarcaron en Tudela, río Ebro a la desembocadura con el mar Mediterráneo, para allí comenzar la  aventura hasta llegar a Durazzo, en Albania. Entre los soldados había hombres navarros y gascones.



Cuando llegaron se encontraron un  paraje desolador, desierto y sin señales de vida. Hasta que los rebeldes se mostraron. Los navarros al sentir la ofensiva de los albanos, decidieron contraatacar, conquistando el castillo de Durazzo durante algún tiempo. Pero ese año murió Luis de Evreux, por lo que la campaña perdió todo el sentido.
En realidad, no fue más que una pequeña escaramuza en una tierra totalmente desconocida para los soldados, pero perdida en el olvido.
En 1983, Alfonso Ungría hizo una película “La conquista de Albania” recuperando aquel episodio de la historia del Reino de Navarra.


2 comentarios:

  1. Unos ciento sesenta años mas tarde, en 1539, los españoles volvieron a la zona; concretamente a 140 kms al NW, a Herzeg Novi -conocido por los latinos como Castelnovo-. La campaña se llevó a cabo en el ámbito de las guerras de la Liga Santa contra la Sublime Puerta.

    El Tercio Viejo de Sarmiento -integrado por compañías de los tercios de Niza y Lombardía- se componía de 3500 infantes y 150 jinetes y fue destacado para hacerse con una cabeza de puente en la "Albania Veneciana" desde donde llevar a cabo una posterior invasión de Grecia contra los Otomanos.

    Sin embargo la campaña se postergó, fueron abandonados a su suerte y pronto se vieron asediados por unos 45.000 infantes a las órdenes de Solimán el Magnífico -4.000 de ellos jenízaros-.

    Ante la oferta -sustanciosa- del Turco por la Plaza, los españoles "dejaron que los cañones hablaran", dando lugar a un continuado asalto de unas tres semanas. Para cuando los españoles aceptaron la rendición sólo quedaban unos 300 entre heridos, mujeres y niños. Los turcos habían dejado sobre el terreno unos 12.000 hombres, incluyendo todos los jenízaros.

    Seis años mas tarde, unos 25 prisioneros de Castelnovo consiguieron huir de Constantinopla y llegar hasta Messina en una galeota.

    - Fuente: "Pisando fuerte, los tercios de España y el Camino Español", Fernando Martínez Laínez. Madrid, Ed. EDAF 2012

    ResponderEliminar
  2. Tocayo, qué gran apunte, no podía ser menos viniendo de ti. Esta historia merece un artículo aparte, me pondré en cuanto pueda con ello :)

    ResponderEliminar