miércoles, 1 de mayo de 2013

El levantamiento del 2 de mayo de Madrid

Dos de los cuadros más famosos de Goya son los que representan los acontecimientos que se dieron en Madrid a principios de mayo en 1808. Estos cuadros son El 2 de mayo o  La carga de los mamelucos, y Los fusilamientos del 3 de mayo en la montaña del Príncipe Pio. Muchos, incluso madrileños, confunden los dos cuadros y llaman al cuadro de los fusilamientos “Los fusilamientos del 2 de mayo”. 

Tanto Fernando VII y Carlos IV, habían abdicado a favor de Napoleón en 1807 y las tropas francesas estaban entrando en Madrid. Ante esto, los madrileños organizaron una Junta de Gobierno en representación de Fernando VII.


El estallido de la revuelta callejera en Madrid comenzó cuando, la mañana del 2 de mayo, al ver soldados franceses entrar en el Palacio Real, los vecinos se reunieron ante las puertas, donde estaba el infante Francisco de Paula, a quien se querían llevar. Los madrileños allí reunidos intentaron asaltar el palacio pero fueron atacados por la Guardia Imperial y los franceses.
El pueblo de Madrid estalló en cólera para vengar a los muertos e intentar echar a los franceses de sus calles. Entonces, la revuelta que comenzó en las puertas del Palacio se extendió por todos los rincones de la Villa.
 
La carga de los mamelucos o El 2 de mayo, Francisco de Goya
El cuadro La carga de los mamelucos, representa el momento en que el pueblo de Madrid se levantó contra los franceses, mientras mamelucos del ejército francés arremataban contra la población.

Hubo numerosas muertes y los que quedaron vivos de la resistencia fueron capturados. Esa tarde, se firmó el decreto de sentencia a muerte de aquellos que se habían hecho prisioneros. Lo que ocurrió el 3 de mayo en los campos de la Moncloa y la montaña de Príncipe Pío.

Los fusilamientos del 3 de mayo en la montaña del Príncipe Pio, Francisco de Goya

Goya quiso que los hechos heroicos del pueblo de Madrid y su sufrimiento ante, como él dijo el tirano de Europa, quedaran representados en dos cuadros que se pueden visitar en el Museo del Prado de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario