lunes, 9 de noviembre de 2015

Reseña de "La guerra civil contada a los jóvenes" de Arturo Pérez-Reverte

Como profesor de Historia en Secundaria, uno de los temas más difíciles de impartir a mis alumnos es, sin duda, el de la guerra civil española. Ello se debe a una vorágine de causas entrelazadas que a menudo impiden que nuestros alumnos acudan a este tema desde una óptica imparcial, de la misma forma con que abordan el estudio de la Revolución Francesa o de las guerras napoleónicas. Desde las experiencias familiares en la contienda, que a menudo ya construyen una opinión en los jóvenes que no proviene de ellos mismos, a las continuas revisiones históricas (la mayoría por cuestiones políticas), o a lo que escuchan o leen en medios que no destacan precisamente por ser imparciales, lo cierto es que cuando los alumnos comienzan a estudiar en clase la guerra civil española no falta nunca aquel chaval que levanta la mano y suelta algún comentario que probablemente no destaque por su rigor (véase, que la guerra civil fue necesaria, que los "rojos" estaban hundiendo el país, etc.), así como tampoco faltan comentarios hacia la tragedia de Guernica o de Paracuellos del Jarama, por poner algunos ejemplos candentes.

El reto de enseñar la guerra civil española a los jóvenes


El profesor de Historia no debe tomar esto como un problema, sino como un reto: es decir, debe mostrarle a sus alumnos con la mayor pulcritud y rigor posible los hechos que en la guerra civil se dieron, con el objetivo que sea él mismo (y no agentes externos) el que construya una opinión propia sobre el conflicto. Debemos tener claro que ese es el objetivo con el que nuestros jóvenes estudian historia, para reflexionar sobre los hechos pasados, sacar consecuencias y mover un poco el coco transformando la información en pensamientos e ideas que lo definan como ser humano. 

Uno de los mayores retos para un profesor de Historia es, como decía, el de la guerra civil española. Por ello, pienso que una buena parte de las editoriales de libros de texto y de maestros y profesores que abordan este tema en clase optan a endulzarlo con el fin de no herir sensibilidades familiares o pensando que con ello estarían cayendo en la temida subjetividad. Un error, a mi parecer, que nos lleva a horrores como el de la polémica que estalló hace un tiempo sobre el "viaje" de Machado a Francia o la "muerte de Federico García Lorca cerca de su pueblo"

Fue precisamente esta polémica la que llevó al escritor Arturo Pérez-Reverte a plantearse la escritura de un libro con el que mostrarle a los jóvenes, sin edulcorantes y desde la objetividad, cómo se produjo la guerra civil española.


Un libro para acercar de forma limpia la guerra civil a los jóvenes


"La guerra civil contada a los jóvenes" es, ante todo, una alegría para el profesorado de Historia, porque aborda un gran vacío con el que nos encontrábamos a la hora de impartir este proceso crucial de la historia de España. El libro comienza de la siguiente forma, "Todas las guerras son malas, pero la guerra civil es la peor de todas, pues enfrenta al amigo con el amigo, al vecino con el vecino, al hermano contra el hermano". Quienes sean lectores asiduos de este genial escritor reconocerán rápidamente su magnífica pluma, en esta ocasión libre prácticamente de toda retórica para entregarnos un texto escueto, fácil y enfocado a un lector juvenil.


Junto a las magníficas ilustraciones de Fernando Vicente, el libro conduce al lector por una serie de capítulos breves y directos que muestran, cada uno, un episodio de la guerra civil. Pérez-Reverte prescinde de formas académicas en un texto en el que no hay fechas y en el que todo concepto está medido de manera rigurosa; por ejemplo, no encontraremos aquí las clásicas definiciones que durante años nos han venido dando los libros de texto, "bando nacional" y "rojos", a sabiendas de que el uso de ambos (sobre todo del primero) ya tienen intrínsecos una lectura no objetiva del conflicto (en su lugar, el autor utiliza los términos de "bando sublevado o franquicia" y "gobierno legítimo o bando republicano"). 

"La guerra civil contada a los jóvenes" apenas se lee de una sentada, pero se disfruta durante mucho más tiempo, sobre todo por sus ilustraciones y por la rápida y directa información que transmite. Este libro no es únicamente ideal para los estudiantes de Historia sino para todo aquel que quiera acercarse a la guerra civil con un relato escueto y alejado del típico lenguaje historiográfico con el que los historiadores han aburrido a centenares de jóvenes o adultos que alguna vez quisieron leer sobre la guerra civil.

Como contrapartida, esta obra quizá puede pecar precisamente por uno de sus logros: el hecho de ser tan escueta hace que se quede a medio camino entre un relato y una obra de referencia, y, además, en su afán de querer ser una obra de lectura rápida pasa por alto algunas cuestiones y, sobre todo, algunas afirmaciones que por cuya importancia el autor debería haber dedicado algo más en explicar. Aun así, el propio Pérez-Reverte afirma que esta obra debe servir como puente; es decir, una vez ha sido leída (en apenas una hora se completa su lectura), el lector debe continuar informándose y leyendo sobre la guerra civil teniendo ya, eso sí, una idea rigurosa, objetiva y directa sobre el conflicto. 

Y es que, como afirma el autor de Alatriste, "si a un joven no le das historia, lo estás dejando huérfano de memoria". Mi opinión sobre el libro es bastante positiva e intentaré (luchando contra la apatía típica de un alumno de Secundaria) que la mayoría de ellos lea este libro cuando estudiemos la guerra civil española.

"La guerra civil contada a los jóvenes", de Arturo Pérez-Reverte y con ilustraciones de Fernando Vicente, ha sido editado por Alfaguara y tiene un precio en librerías de 17,95€.

9 comentarios:

  1. Estimado J.A. Lucero:

    Sin lugar a dudas es necesario dejarse de lado los complejos y explicar a los jóvenes (y también a muchos adultos) cómo se llegó a un conflicto tal como la guerra civil española, cómo se desarrolló y cuáles fueron sus consecuencias. Con profesores dedicados, como parece ser el caso, y libros como el del señor Pérez-Reverte que, pese a no ser historiador de formación conoce muy bien la historia de nuestro país, parece que no está todo perdido.

    Eso sí, parece que cada vez se ponen más piedras en el camino y la tarea se hace más dificultosa. Los libros de texto, lamentablemente los de historia también, cada vez dan más risa y se convierten en herramientas muy a menudo con muy poca "chicha" (lo dice uno que terminó la secundaria en el 2002 y ya por aquél entonces había numerosos temas que ni se tocaban o se tocaban poco).

    No sé si puede hacer lo que expongo a continuación, pero yo que usted me llevaba el libro de don Arturo para estudiar este triste y a la vez apasionante episodio de la historia de España con sus alumnos, y que le zurzan al libro "X" de la Editorial "Y" cuyo único fin es vender y ganar dinero.

    Gran artículo.

    Saludos,

    Pedro J.F.B

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro,

    Muchas gracias por tu opinión. Como profesor soy de los que piensan que el hecho de centrarte únicamente en un libro de texto es un gran atraso hoy en día (¡con la cantidad de recursos con los que podemos contar los profesores!) y algo que nos hace pensar en una clase de hace veinte años.
    Para mi el papel del libro de texto es de apoyo en momentos puntuales, pues el peso de las clases recae en contenido de creación propia (diapositivas), imágenes, vídeos, etc., es decir, recursos audiovisuales y online.
    Nuestros alumnos son nativos digitales y si les hablamos en el idioma que entienden tendremos más posibilidades de motivarlos. Y el libro de texto motiva hoy en día más bien poco a los alumnos.

    El libro de Reverte estará, sin duda, en algunas de mis clases.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Estimado José Antonio, buscando opiniones sobre el libro de Reverte he dado con su blog, y me alegro muchísimo pues he dado con un buen articulo y creo con un profesional objetivo. A partir de ahora seguiré su blog. Un saludo criminólogo y padre de hijo en secundaria.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, será un gusto tenerle por aquí. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Pues no es poco dificil acercarse a la Guerra Civil española... la sociedad aun no está preparada para verla desde una perspectiva méramente histórica...

    ResponderEliminar
  6. El problema es que falta profesorado, no precisamente de secundaria, que sea capaz de acercarse à este tema como lo hace usted.

    ResponderEliminar
  7. Comentario corto:
    El libro de Reverte es un libro para tontos.
    Comentario largo:
    http://www.elconfidencial.com/cultura/2015-11-11/perez-reverte-guerra-civil-contada-a-los-jovenes_1091187/

    El libro de Reverte es un ejemplo más de lo que Pascual Serrano llama comunicación jibarizada. Muy bueno tu trabajo de aula invertida, te dejo aquí un video que puedes utilizar:

    https://vimeo.com/64130767

    ResponderEliminar