jueves, 21 de enero de 2016

Cuando los humanos podían ser animales de zoo: el ejemplo del Apartheid

Vean esta imagen. Quizá te parezca hasta simpática: un grupo de ancianos blancos ríen, cámara en mano, mientras fotografían a dos pequeños de color. Pero, ¿qué entraña esta fotografía?


Apartheid

Esta fotografía icónica, tomada en Sudáfrica por el fotógrafo neerlandés Ed van der Elsken en 1973, muestra a alegres turistas norteamericanos cámara en mano fotografiando, en un poblado autóctono convertido casi en un zoo, a dos pequeños lugareños tal si como se tratasen de dos monitos que juguetean tras las rejas de un zoo.

Nelson Mandela (1918-2013), villano del régimen del
Apartheid (pasó 27 años en la cárcel) y héroe del
pueblo sudafricano, fue presidente de su país,
luchando incansablemente por la igualdad. Ha sido
una de las figuras más importantes del siglo XX.
Si durante el siglo XX ha habido un lugar en el mundo en el que el racismo se convirtió prácticamente en política de Estado, ese lugar es, sin duda, Sudáfrica. Antes de que Nelson Mandela asombrase al mundo con una lección de perdón sin igual, el racismo campó durante décadas en un país en el que la población de color tuvo que lidiar con el ostracismo político y social, la servidumbre e, incluso, el espectáculo, como vemos en la imagen.

Esta fotografía es fiel reflejo de todo aquello tan demencial y tan olvidado que significó el Apartheid en aquella punta tan alejada del continente africano, Sudáfrica, en donde un día llegaron los ingleses para decir que aquello era suyo, siendo una ínfima minoría, y que eran quienes debían de regir los destinos de millones de personas.

La segregación racial del Apartheid: el racismo como política de Estado


¿Qué fue el Apartheid? Fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica que estuvo en vigor hasta 1992. Su nombre significa "separación" en afrikáans, la lengua de origen neerlandés hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia. El Apartheid consistía básicamente en la creación de lugares separados para los diferentes grupos raciales, evitando que los blancos sudafricanos entrasen en contacto con la población de color mayoritaria.

Por lo tanto, su objetivo era la segregación y separación de la población negra con respecto a los blancos. Es una terrible política de racismo, que se producía impúnemente en ese país mientras gran parte de la civilización Occidental se levantaba culturalmente contra las injusticias como la guerra y la segregación racial, sin saber lo que ocurría en Sudáfrica.

El Apartheid llevó a mucho odio, muertes y violencia. Cuando todos pensamos en políticas raciales extremistas se nos viene a la mente los grandes genocidios ocurridos por tiranos como Hitler, y nunca pensamos en todos aquellos grandes dramas ocurridos en el seno de países donde nuestra civilización campaba a sus anchas. Y, como muestra, esta imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario